Interpretación

Existen distintas modalidades en función de las necesidades del cliente. Si no estás seguro de cuál te conviene, ¡no dudes en consultarnos!

Consecutiva
El intérprete traduce y resume el discurso del orador una vez finalizado.

Si el discurso es extenso, el orador realizará pequeñas paradas a lo largo de éste para dar paso al traductor. No se necesita ningún equipo técnico y es propia de situaciones más bien informales; presentaciones, reuniones de negocios y pequeñas conferencias.

Susurrada o chuchotage
El intérprete se sienta junto a una o dos personas y les va susurrando al oído la traducción de lo que hablan los interlocutores durante la ponencia o reunión.

A partir de cinco oyentes, la interpretación susurrada deberá realizarse con el llamado “maletín del intérprete”, un equipo sencillo que dispone de micrófono para el intérprete y auriculares para los oyentes.

Esta modalidad es propia de visitas guiadas o de eventos con pocos asistentes.

De enlace
También llamada bilateral o ad-hoc, tiene doble direccionalidad. El intérprete traduce las intervenciones de varias personas que mantienen una conversación en dos idiomas distintos.